6 oct. 2009

EL PUEBLO GUANE EN JUAN DE CASTELLANOS

JUAN DE CASTELLANOS
ELEGÍAS DE VARONES ILUSTRES DE INDIAS
CUARTA PARTE, CANTO UNDÉCIMO.


Por limitaciones de espacio se transcribe una mínima parte del canto. Se trata de la fuente primaria más cercana existente, en relación con la conquista del pueblo Guane por parte de la hueste de Martín Galeano.
Canto Undécimo
En el cual se da razón de la conquista de la provincia de Guane, y reencuentros que hubo en la pacificación della.
Corría, según cómputo cristiano,
año de tres quinientos y cuarenta,
al tiempo que el planeta más lozano
al pluvial Acuario se presenta,
veinteno día del bifronte Jano,
primero de los meses desta cuenta,
cuando partió la valerosa gente,
guiados a la parte del Oriente
en demanda de Guane, cuyas tierras
están del pueblo de los españoles
menos de veinte leguas de distancia.
Y aunque son grandemente pedregosas
las partes habitables deste suelo,
es amigable siempre su templanza
para conservación del individuo,
pues nunca frío ni calor da pena,
por ser desocupado de montañas
y visitallo saludables vientos
a su fertilidad nada contrarios.
Y ansí contiene virtuosas plantas
que producen en todos tiempos frutos
apacibles al gusto y a la vista,
y al olfato no menos agradables,
traspuestas en labranzas regadías
do guían por acequias aguas claras
que bajan de los altos murmurando
y se derivan por diversas partes
en toda la provincia, que contiene
de circuito más de doce leguas.

La cual hacia la parte del Oriente
viva peña tajada la rodea,
a quien llamamos cingla comúnmente,
que corre Norte Sur algo torcida
más espacio que dura la provincia;
pero por la frontera de los Guanes
río de Sogamoso la divide,
y corre furioso por sus tierras,
donde se junta con el de Suárez
y otro que Chalala tiene por nombre.

Cuyas corrientes van encaminadas
al río Grande de la Magdalena,
de suerte que por bajo de la cingla
al ocaso tenían sus asientos
estos Guanes, y encima de la cingla
sabanas rasas hay, pero desiertas,
excepto la que tienen más a mano
que llamamos la Mesa de Xerira,
fertilísimo campo y apacible,
igual, alegre, llano, raso, limpio;
cuya circunferencia tanteada
será compás de seis o siete leguas
ella sola, sin las colaterales,
que son grandes y amplísimas dehesas,
todas de tan propicias influencias
que si por españoles se poblaran
en aquella sazón y coyuntura,
conservando los indios naturales.

Tuvieran cumplimiento de regalos,
pues no faltara trigo ni cebada,
con las demás simientes de legumbres,
fructíferos vergeles y jardines
de las nativas plantas y extranjeras,
con todas las especies de ganados
al menester humano necesarios,
y viníferas viñas ansimismo
en partes que pudieran ser irríguas,
por ser esta llanada deleitosa
de cristalinas fuentes proveída
con aguas salutíferas que corren
al beneplácito de quien las guía,
y amiga la templanza del terreno
a la salud humana todo tiempo.

Y allí los moradores demás desto
tuvieran para colmo de contento
auríferos veneros por vecinos,
porque el río del oro que se labra
por Vélez y Pamplona les confina.
Y ansí Guanentá, rey desta comarca,
a quien los otros indios principales
por supremo Señor reconoscían
y daban vasallaje y obediencia,
en esta Mesa tuvo su vivienda,
por ser más apacibles estalajes
que los inferiores de la cingla;
aunque todos son unos y una lengua,
unas costumbres, ritos y ropaje
de telas de algodón, que van tejidas
con hilos variados en colores;
con una se rodean la cintura,
y otra que de los hombros va pendiente
al izquierdo trabada con un ñudo
dado con los extremos de la manta:
traje también común a las mujeres,
que por honestidad y más resguardo
usan debajo desto pampanillas,
con que cubren las partes impudentes
las casadas, porque las incorruptas
deste tercero velo son exentas.

Tienen disposicion y gallardía:
y es gente blanca, limpia, curiosa,
los rostros aguileños, y facciones
de linda y agraciada compostura:
y las que sirven a los españoles
es de maravillar cuán brevemente
toman el idioma castellano,
tan bien articulados los vocablos
como si les vinieran por herencia:
primor que yo jamás he visto
en las otras naciones de las Indias,
con haber visto muchas y diversas,
por ser los más ladinos balbucientes
en la pronunciación de nuestra lengua.

(...continúa...)

Se puede acceder al Canto undécimo completo en Google Docs, en el siguiente enlace:

http://docs.google.com/Doc?docid=0ASAujSCvslrWZGRmZnpydnFfMTRnaGRiN2djcw&hl=es

No hay comentarios: